26
Feb
15

.::Del olvido y otros síndromes[…*]

La memoria no perdona, tiene baños y más baños de recuerdos que guarda de manera implacable. El inconsciente lo guarda todo, y luego lo suelta de una manera singular, a veces de de manera maravillosa, otras, lo hace con cierto veneno y crueldad. No decidimos recordar, simplemente se presnta sin ser anunciado y mucho menos invitado.

Soy presa de todo aquello que he vivido, soy una esponja viviente, y no sé hacer otra cosa que absorber la información del día a día, sin mucho orden y con mucha precisión. Podría compararlo con las lecciones que en la primaria me dieron, aprendiendo como periquito; en el momento me sirvió, per al día siguiente, según yo, lo había olvidado. No es verdad. Todo lo que he aprendido lo recuerdo con un leve empujón.

Estando sentada en ese momento infernal, el aroma a papel y guardado me recordó ¿cuánto lo quería? Un cosquilleo inoportuno recorrió mi cuerpo trayendo un calorcito especial, mejor dicho, que había olvidado que existía. El olor ¿de él?, ¿dónde estaba? Miré para todos lados, busqué sin encontrar y en un instante, el mundo entero se vio disminuido a mi encuentro con ese maldito recuerdo, mismo que el olor a papel y guardado despertó. En ese momento solamente existía yo y ese aroma que me sumergió en algo que sólo me pertenecía. Los 5 sentidos fueron los principales y leales partícipes de ese recuerdo. Son los mansos criados de aquel involuntario y urgido de reconocimiento, para revivir una experiencia, sólo faltaba llevarme a la boca un sabor, escuchar su voz o tentar a oscuras… mirar, oler, sentir, fue más que suficiente para transportarme al otro mundo, al de recuerdos. Me quedé muy quieta, quizá si no me movía el recuerdo desaparecería, se evaporaría con la misma facilidad con la que llegó, no fue así, ya no era más dueña de mis sentidos, ahora le pertenecían a esa persona que alguna vez fue parte de mi todo. El peor error que pude cometer, fue pensar que una persona podía ser mi todo.

Como ya lo dije, no todos los recuerdos son agradebles, éste no fue la excepción. La realidad era tan tangible que me costó trabajo diferenciar si él estaba frente a mí o si era sólo su recuerdo. Quise gritarle, golpearlo y luego disculparme, no pude hacer nada, sólo soportar el sufrimiento, el calor, la picazón en las manos deteniendo a los golpes, la tibia agua salada que de mis ojos trataba de escapar, sólo esperar a que acabaran mis sentimientos de maltratarme. Resultando un mal día, contando los segundo para dejar de sentir. Al anochecer, justo cuando estaba por quedarme dormida, recé para no tener memoria o al menos para no recordar, pero fue absurdo, tendría que quitarme los 5 sentidos para dejar de recordar, dejar de ser humano y convertirme en un pimiento, entonces así, quizá mi inconsciente no juegue conmigo de una manera tan brutal.

Creative Commons License
This obra by Luna de Diapositivas is licensed under a Creative Commons Atribución-No comercial-No Derivadas 2.5 México License.
Based on a work at lunadediapositivas.wordpress.com

Anuncios

0 Responses to “.::Del olvido y otros síndromes[…*]”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


Perdido?[…*]

febrero 2015
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  

Pajaritos, pajaritos[…*]

Pequeña lunita[...*]

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: